Seguimos atrapados en el pasado


Seguimos atrapados en el pasado

El Presidente de CADAM dejó inaugurado el Conal 2014 describiendo la realidad comercial y social que nos toca vivir 

 

Bienvenidos a nuestro CONAL 2014                                                                  

Habitualmente decimos que los argentinos tenemos  memoria frágil, por lo cual es importante recordar, trayendo  a colación el CONAL  del 2001, donde el Dr. Rosendo Fraga decía :

 “La última oportunidad de evitar el default fuel el anuncio de Domingo Cavallo. Si el primero de agosto el país empieza a  aplicar el déficit cero el mundo nos va a empezar a creer”

Mirando hacia el futuro: “No hay nada objetivo que indique que a Argentina le va a ir mal en los próximos quince años. Lo que si reconozco es que tenemos a la dirigencia política absolutamente incapacitada para poder generar un horizonte de largo plazo.”

 

Siguiendo la historia al año siguiente nos encontramos con el CONAL de octubre 2002 y justamente en esta misma casa  el Lic. Juan José Llach nos decía : “Voy a tratar de ayudarlos a entender un poco qué es lo que está pasando en la economía Argentina en estos momentos y cuáles pueden ser sus expectativas. En realidad tengo una buena excusa y es que el principal problema de la Argentina es de tipo político e institucional y por lo tanto desde ya me anticipo a las conclusiones, lo que vaya a pasar con la economía, no solamente este año sino en los por venir, va a depender fundamentalmente de cuestiones políticas e institucionales. El próximo gobierno tiene un premio mayor accesible que es lograr revertir, a través de la confianza, esa fenomenal fuga de capital que se ha producido en la Argentina y que tendría un impacto reactivante muy grande en la economía.”

 

Regresando al presente:

 

En la última  editorial de nuestra revista CADAM 2014  hacía mención a los ciclos del consumo  y  las burbujas que genera la comercialización en  este escenario propio de la economía mundial, además de su impacto en nosotros. Donde el vertiginoso crecimiento del mercado automotriz argentino se derrumbó, la fiebre inmobiliaria desapareció y solo han sobrevivido  la demanda de commodities   y dólares.

Hasta los chinos generan su propia burbuja, volcando  ahora la industria a la robotización, donde  la utilización de robots por cada 10.000 trabajadores ha aumentado un 210% entre 2008 y 2011. De ahí, que  prevean  reducir en 50 millones la fuerza de trabajo manufacturera en los próximos 15 años, teniendo como contrapartida  de tiempo esta reducción de la fuerza de trabajo  una población creciente con más de  200 millones de graduados universitarios. Quedándoles como única salida expandirse por el mundo!!!!

 

                                                                                                                        

Esta incongruencia nos lleva a considerar en Argentina el riesgo de la pérdida de oportunidades por la falta de planificación de largo plazo, que nos fortalezca en la propuesta de inversión y credibilidad internacional. El ingrediente básico es la alternativa que por ejemplo nos brindó la última década  para consolidar  un contexto de crecimiento económico  que le facilitara la vida a las empresas, que atraen y reciben con agrado la inversión y que alimentan una cultura de éxito. Nosotros solo vivimos  históricamente repitiendo recetas  y como dijo el gran Einstein “Porqué deberían cambiar las cosas, si siempre hacemos lo mismo”

Y esto debería generar en nuestro país, la revisión necesaria que indica un retraso histórico en su desarrollo, que se remonta a su conformación como nación, con un alto nivel de concentración económica y una violenta desigualdad de ingresos. Todo esto agravado por las crisis recurrentes de las últimas décadas , Rodrigazo 1975, hiperinflación 1989/90 y colapaso  financiero y de deuda 2001/02, que acentuaron el grado de concentración del capital, la desvalorización de los ahorros de buena parte de la clase media, el deterioro del salario y agravaron la situación social.

Cuantos años  necesitamos para reflexionar ?

Las mejoras sociales después de cada crisis fueron siempre transitorias para sucumbir en la siguiente crisis en un retroceso mayor. En estos últimos años este proceso tuvo características especiales, donde la recuperación de los precios de los commodities, permitieron un desarrollo  económico  y de la tasa de beneficios en niveles superiores a los 90. Pero, ni los asalariados ni los sectores más bajos, a pesar de una política asistencialista de subsistencia, recompusieron los ingresos a los niveles anteriores a la caída de 1998-2002 y mucho menos a los años previos al Rodrigazo.

Los actuales altos porcentajes de indigencia y pobreza ilustran la fuerte marginalidad y polarización social.                                                                                                                                  

En los últimos años este proceso se fue agotando y agudizando. Se evidencia en la devaluación del peso, el surgimiento del dólar paralelo, en los crecientes déficits fiscales, en el aumento del endeudamiento, en el estancamiento del empleo, en el deterioro patrimonial del Banco Central, la caída del salario, el incremento del número de pobres y en el giro “ortodoxo” de la política económica.

 

 

¿En que estamos inmersos?

 En la modificación de la Ley de Abastecimiento, cuya discusión de si está vigente o no, ya no es relevante, porque lo grave es la expectativa de su contenido y aplicación , ya sin respaldo jurídico y en un contexto de pérdida de total credibilidad

En la aplicación de la Ley Antiterrorista, si sí, si no y a quién?

En proponer cambiar la jurisdicción del pago de la deuda con el aval del Congreso, donde el Nación Fideicomiso reemplazará al Bank of New York. Resta preguntar si dicho banco entrará en desacato con la justicia de EEUU para ceder su asignación

 

Por favor …seguimos atrapados en el pasado...Que nos está faltando?  Capacidades??  reconocimiento de la realidad?…. Absolutamente NO!!                                               

Solo es necesario, que la clase política sepa dejar  de lado sus ambiciones personales, económicas  y de poder, actuando con ética , dignidad y valores patrióticos,   para considerar los únicos intereses posibles , LOS DE ARGENTINA en este MUNDO ACTUAL 2014 ¡!

Debemos dejar los partidismos políticos y  despojarnos de una historia perimida por el tiempo y concentrarnos en una sola necesidad  y generado una agenda consensuada de país  que perdure en el tiempo, sobre la cual realicemos los ajustes que el proceso y el mundo nos  demande, pero siempre en el marco de un acuerdo.

Y este deseo me lleva a un nuevo interrogante.? Porque … pretender estas capacidades  de nuestra dirigencia  política es empezar por nosotros, por lo que correspondería  nos preguntemos:

 Si no somos capaces de generar un marco regulatorio comercial nacional, donde las aperturas no sean indiscriminadas, donde exista una evaluación previa  del potencial de consumo ,  para garantizar la inversión de un comercio, la nueva y la existente.?                                                                                                                      

                                                                                                                                 

Terminamos siendo comercialmente ineficientes en la utilización de recursos  e ineficaces en los resultados que logramos.

Que es lo único que podemos pretender  entonces desde nuestro lugar, en un proceso de turbulencia?

 SOSTENER UN CRITERIO DE  EQUIDAD COMERCIALl!!

 

 

Porque

-       SI…Indudablemente seguiremos en un escenario inflacionario, con aumentos de costos  y precios!!

-       SI…Lógicamente continuarán lanzamientos y relanzamientos  superpuestos  de la mayoría de  las empresas de consumo masivo, con el objetivo de sostener  sus presupuestos.

-       Si.. la inversión de grandes cadenas en pequeñas superficies, sequirá descontrolada!!

-       Cómo  continuará  el Canal Mayorista  en este contexto?

-       Cual puede ser la consistencia y continuidad de su propuesta comercial? 

 

 

Pensemos que  la  supervivencia de la fuente de trabajo de los pequeños negocios independientes a nivel nacional, es prioritaria.  Pero no  disponen  de los recursos económicos para sobrellevar   un período de meses de continuos aumentos ,  que de no ser equitativos,  finalmente  lo  desposicionarán   totalmente   de las grandes superficies , ante  un consumidor que en este contexto  también tratará de sobrevivir.

 

 

ACTUEMOS  PROFESIONALMENTE Y CON TODO EL PESO DE NUESTRA  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA,

PROTEJAMOS LA ACTIVIDAD COMERCIAL,!!

PERO NO PARA ESTE PRESENTE, SINO PARA NUESTRO FUTURO.!!

NO PARA NUESTRO FUTURO PERSONAL, SINO PARA EL FUTURO DE  ARGENTINA.!!