Cadam

Información de Mercado

Indicadores DE CONSUMO


La necesidad de disminuir la circulación de personas y el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio modificó las pautas de consumo de la sociedad argentina. En el mes de mayo, las ventas en supermercados y autoservicios mayoristas se mantuvieron en positivo, creciendo un 5,1% y un 4,2% respectivamente. En cambio, los centros comerciales, canal de ventas enfocado más en a la venta de Retail indumentaria, prácticamente no tuvo ventas.

 

En marzo y abril las ventas de alimentos fueron positivas, buscando stockearse para pasar la cuarentena en casa. La extensión de las medidas llevo a cambios en los hábitos, siendo en mayo el rubro de electrónica y artículos para el hogar el que más creció en ventas en supermercados. Esto se debe a que al ser uno de los pocos centros de consumo habilitado, se convirtió en el principal oferente de este tipo de artículos, por no tener competencia directa.

Al estar más tiempo en los hogares, la demanda de artículos para el hogar creció, y para aquellos que aún no se adaptaron a las compras por internet, el supermercado es el mejor oferente.

En el cuadro siguiente también se destaca el mayor aumento de precios de los productos estacionales, como son las frutas y verduras. Y las bebidas como las de menor variación de precio.

Otro efecto es la menor demanda de comidas preparadas, habiendo más tiempo en el hogar, la elección se vuelca a la comida casera.

 

En general en varios rubros puede verse que la gran caída en el consumo fue en el mes de abril, con un valle en los gráficos. Repuntando a partir de mayo, como se ve en la venta de combustibles. Se destaca también como la demanda de naftas cayó en mayor medida, siendo el gasoil utilizado en producción agrícola y otras industrias, viéndose menos afectado por las restricciones de circulación que acontece el COVID-19.