25 AÑOS...


Por Alberto Guida

Un grupo de emprendedores mayoristas hace 25 años (30 octubre de 1990) tuvo una visión de sumo valor, al pensar que la sinergia de estar juntos los potenciaría. Verdad sobre la cual no existen dudas, pero que también se autolimita en los egocentrismos y las vanidades de los seres humanos.

En ese contexto institucional y en años difíciles, algunos dejaron su negocio y su vida en el esfuerzo, pero en su camino tuvieron determinados logros que ni siquiera se permitieron valorar, porque su perfil se sustenta en su propio grado de insatisfacción, donde siempre piensa que debe dar más y más, mostrando su esencia competitiva y seguramente su mayor virtud entre otras, dado que ha sabido desarrollar una capacidad empresarial autodidacta sustentada en una pasión inigualable.

El mayorista hizo y hace lo que el mercado le demanda para seguir vigente, con un sentido de practicidad que transmite a cada paso lo genuino de su esencia. En estos años ha vivido los procesos de transformación y adaptación que los hábitos de consumo han determinado en Argentina y en Latinoamérica, donde considerando el potencial comercial de los diferentes países, sigue siendo un referente de la actividad y su desarrollo.

Detrás suyo, ha sabido formar una generación que ya ocupa lugares relevantes en la gestión, pero de la cual los emprendedores siguen siendo líderes y no ceden su lugar. Diría más, no les corresponde cederlo, porque ¿quién deja lo que le significó una vida construir? ¿Quién deja lo que ama?

Es obvio que institucionalmente 25 años no es nada, pero sí lo significaron en la vida de los mayoristas que sumaron su grano de arena a la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas, siendo imposible discriminar la relevancia o los reconocimientos particulares que cada uno de ellos merece.

Teniendo en cuenta además que las personas pasan y las instituciones viven permanentemente, nutrida justamente por el esfuerzo y el aporte de cada uno de los que transitaron por ella.

“25 AÑOS.. VOLVER A TENERLOS.... SI CUANDO ME ACUERDO ME PONGO A LLORAR”